Proceso UNO
Proceso UNOLa historia de Nachiketas

La historia de Nachiketas

A menudo las grandes verdades universales se trasmiten en forma de cuentos o mitos que pueden ser interpretados desde los diferentes niveles de consciencia en que se encuentra cada oyente.
馃帣 Art铆culo narrado en voz

Uno de los relatos ancestrales que puede servirnos de ayuda en el proceso de sanaci贸n de la mente, es la historia de Nachiketas que se transmite primero de forma oral y m谩s tarde por escrito desde hace al menos 2.500 a帽os. Entre sus diferentes versiones recogemos aqu铆 un extracto de la obra de J.F. Bierlein, El espejo eterno (Oberon 2001 pp. 243-245).

Hab铆a una vez un vaquero brahm谩n llamado Vajashrava que deseaba de todo coraz贸n ganarse el favor de los dioses. Pero todas sus vacas estaban viejas y ya no daban leche; sus cultivos eran pobres y apenas le alcanzaba para alimentar a su familia. Vajashrava habl贸 con su hijo, Nachiketas, sobre lo dif铆cil de su situaci贸n. Nachiketas le dijo: 鈥淧adre, no tienes nada que darle a los dioses, m谩s que a m铆. 驴A cu谩l dios me ofrecer铆as?鈥 Vajashrava le respondi贸 con tristeza, 鈥淎 Yama, Se帽or de los muertos鈥.

Nachiketas era un joven inusualmente prudente y se puso a pensar sobre ello. Sab铆a que no hab铆a nada que temer; no iba a ser la primera ni la 煤ltima persona en ser ofrendada a Yama. Desde luego que las bendiciones que provendr铆an de esa ofrenda ser铆an grandes, as铆 que el joven accedi贸. Nachiketas emprendi贸 su camino a la tierra de los muertos, pero Yama estaba fuera recogiendo almas. Nachiketas esper贸 a Yama durante tres d铆as.  

El dios de la muerte Iama sobre su toro, sosteniendo una vara real (Danda). Pintura de 1814.

Cuando Yama regres贸 y supo de la espera del joven brahm谩n lo trat贸 como un hu茅sped de honor y le dijo que ten铆a derecho a tres deseos que no pod铆an ser rechazados. Nachiketas dese贸 primero que su padre lo reconociera y lo recibiera cuando volviera de la tierra de los muertos. El segundo deseo era saber d贸nde se pod铆a encontrar el fuego sagrado que conduce directamente al cielo. En tercer lugar pidi贸 saber el secreto de lo que hay m谩s all谩 de la muerte, m谩s all谩 del alcance de Yama en el inframundo.

Aunque Yama le concedi贸 gustoso las dos primeras peticiones, estaba renuente a concederle la tercera. Yama le dijo a Nachiketas, 鈥淚ncluso los dioses de la antig眉edad ten铆an sus dudas sobre este misterio. Pide cualquier otra cosa, ya sea riqueza, fama, hijos, larga vida o cualquier otro deseo, pero no 茅ste鈥. Le ofreci贸 tambi茅n poder mundano y cinco esposas, las m谩s bellas doncellas de los cielos. Pero Nachiketas le dijo que todas esas bendiciones materiales solo son ilusiones. El joven dijo: 鈥淣o hay nada que me interese excepto el misterio de lo que hay m谩s all谩 de la muerte鈥.

No hay nada que me interese excepto el misterio de lo que hay m谩s all谩 de la muerte

Yama sonri贸 y respondi贸: 鈥淓res muy sabio, Nachiketas. El necio cree que s贸lo la vida de este mundo es real y pone su coraz贸n en los placeres y la riqueza. Incluso el sabio es presa de la ilusi贸n. Pero m谩s all谩 de la muerte, te digo, est谩 el gran y eterno Uno (Brahman). Muchos no conocen al Uno eterno ni lo buscan. Conocer al eterno Uno que es m谩s grande que todos los dioses es estar sin la muerte, oh Nachiketas; el Uno nunca naci贸 y nunca muere. M谩s peque帽o que lo peque帽o y m谩s grande que lo grande, el Uno habita en el coraz贸n humano de aquellos que lo buscan. El humano que conoce al Uno, no conoce el dolor; no hay nada que lo pueda desalentar. Esto no se puede aprender mediante simples explicaciones, ni siquiera por conocer y recitar las escrituras. Cuando se suelte cada nudo del coraz贸n humano, entonces se podr谩 conocer al Uno鈥.

Este tercer deseo fue concedido y Nachiketas regres贸 a la tierra de los vivos. Cuando pregunt贸 a la Muerte qu茅 hay m谩s all谩 de la Muerte, asegur贸 su inmortalidad.

No vamos a entrar aqu铆 en el tema del sacrificio que desde hace milenios se viene practicando en todas las tradiciones de la tierra. Proyectando sobre los dioses nuestra propia din谩mica de pensamiento egoica, los humanos hemos realizado tratos con ellos para obtener aquello que deseamos: 鈥淵o te doy esto a cambio de que t煤 me des esto otro鈥. La creencia de que es necesario pagar a la divinidad para alcanzar nuestros objetivos est谩 firmemente arraigada en lo m谩s profundo del inconsciente colectivo. Dejaremos este tema para otro momento. Aqu铆 nos interesa el viaje de un joven que desde la inocencia emprende un camino al otro mundo para encontrar respuestas al sentido de esta vida y ayudar a su querido padre.

Todos somos Nachiketas en busca del 鈥渕isterio de lo que hay m谩s all谩 de la muerte鈥. En uno u otro instante de nuestra vida como humanos nos planteamos esta cuesti贸n. Llega el momento en el que nada de este mundo nos interesa m谩s que esto pues es all铆 adonde nos dirigimos irremediablemente y donde intuimos que estuvo el comienzo del viaje. En este mito ancestral se describe la naturaleza de lo trascendente, del Ser que somos que es Uno con su Fuente Creadora. Esa realidad est谩 m谩s all谩 de este mundo y m谩s all谩 de la muerte. Cuando se conoce al Uno, dice Yama, toda forma de sufrimiento desaparece. Pero al Ser no se llega solo atendiendo a las explicaciones y los escritos que pueden ser necesarios pero nunca suficientes. Al Ser no se llega mediante la muerte. Solo se llega 鈥渃uando se suelte cada nudo del coraz贸n humano, entonces se podr谩 conocer al Uno鈥.

Hay que deshacer los nudos que impiden que el amor circule libremente. Esta es, a mi entender, la gran ense帽anza de este mito. Y hablar de nudos de amor es hablar de la falta de perd贸n, un silencioso veneno cuyo ant铆doto descansa en el perd贸n verdadero. Solo mediante un cambio de percepci贸n radical es posible ver la luz que un d铆a vimos en alguien y que ahora parece haber desaparecido. Todos arrastramos el peso de nudos en nuestras relaciones que frenan nuestro avance, secando nuestro jard铆n interior. Con cada nudo que deshacemos aumenta el caudal de la fuente. Cada vez hay m谩s verdor para compartir en nuestro mundo interno. Llegar谩 el d铆a en que todos los nudos ser谩n deshechos y fluiremos en las aguas limpias del conocimiento.  

Proceso UNO

Proceso UNO es un trabajo terap茅utico y de auto-descubrimiento que se realiza en sesiones individuales y de grupo.